Club Promesas

VALE-NTÍA Y PERSEVERANCIA, UNA GUERRERA EN LA CANCHA

Autor: Comunicaciones Promesas.

Con tan solo 12 años Valeria Pérez Valencia mide 1.71 metros, juega en la posición de alero y pivot en la categoría Sub13 femenino del Club de Baloncesto Promesas de Antioquia; Recuerda cómo fueron sus inicios en el basket, y aunque ahora es su deporte favorito, antes le provocaba una que otra lágrima. con tan solo 5 años Valeria no entendía que unos años más tarde se convertiría en una GRAN DEPORTISTA, “no me gustaba correr, lloraba y le pedía a mi mamá que me sacara de Promesas”; pero su madre insistió y gracias a esa decisión Vale se ha destacado en el club. Ahora en su proceso, la #15, ha ganado varios torneos y campeonatos y se ha destacado por ser una de la mejor deportista que tiene el club.
EL GOLPE DURO. Diciembre 9 de 2019 – torneo el Dorado. Un día difícil de olvidar, era un partido contra Cariocas, la final de la u 12 Femenino, iban ganando por 30 puntos, “era el tercer cuarto del partido, fui a robar un balón, cuando el balón siguió rodando la niña del otro equipo y yo fuimos con mucha velocidad a coger el balón, ella se me atravesó y yo por esquivarla frené y la rodilla traqueo hacia afuera”, inmediatamente cayó al piso del dolor, Juliana Yepes su coach la ayudó a salir de la cancha.Días después fue a visitar al deportólogo quién a través de una resonancia, le diagnostica: ruptura de ligamentos cruzado anterior y menisco, ¿la cura?… una cirugía.
EL PROCESO. Han sido días difíciles para Valeria y más aún cuando es una atleta con alto rendimiento, su coach Juliana la describe como una persona íntegra, responsable, leal y comprometida. Ella no le tiene miedo a nada y mucho menos al balón. En ocasiones, al inicio de los partidos siente nervios, pero cuando pasan los cuartos esto solo va quedando en el olvido.Tiene días cotidianos como los de una adolescente: para su desgracia despertar temprano (lo dice entre risas), ir al colegio donde demuestra sus habilidades en matemáticas y poco en ciencias sociales, ama estar con su familia, ama el basketball y ama viajar, no le gusta que le digan que no puede, ni que nadie frustre sus sueños.A pesar de que lleva meses sin jugar partidos, esto no es impedimento para demostrar que ella y el basket tienen una unión mágica, no se pierde ni un solo entrenamiento; cuenta que en ocasiones ha asistido a los partidos en muletas, así sea para estar en la banca apoyando a sus compañeras o pensando cómo sería la jugada si ella estuviera ahí, admite que en ocasiones se frustra de no poder tener la pelota en sus manos y hacer la canasta que otra de sus compañeras dejo pasar.
Después de algunos días difíciles por no poder jugar la Baby Baloncesto, el torneo que tanto anhelaba Valeria, se enteró que estaba convocada a la selección Antioquia en su categoría: “me sentí muy emociona y contenta”, desde entonces ha realizado sus entrenamientos teniendo en cuenta su lesión. No se ha derrotado, Vale trabaja con más fuerza día a día, para lograr su mayor deseo: VOLVER A COMPETIR. Ahora Valeria no llora por querer salir de Promesas, ahora lo hace por el amor y la pasión que siente por el BASKETBALL.
Hoy Valeria nos comparte su historia de tenacidad y fortaleza, mañana estará en el quirófano y desde el club apoyamos su proceso. ¡Eres una mujer fuerte y luchadora!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en que podemos ayudarte?